Otro periodismo

Buscar

Historia de una foto

Norita Cortiñas en Lomas

"Norita Cortiñas en Lomas" decía la invitación. La excusa era presentar el libro infantil editado por Sudestada. Lo que no esperábamos era esa multitud que llenó el teatro Las Memorias desde temprano, que rebasó la capacidad del amplio patio vecino (donde se proyectó la charla en pantalla grande) y que dejó gente en la calle, esperando un lugarcito para entrar...

"Norita Cortiñas en Lomas" decía la invitación. La excusa era presentar el libro infantil editado por Sudestada. Lo que no esperábamos era esa multitud que llenó el teatro Las Memorias desde temprano, que rebasó la capacidad del amplio patio vecino (donde se proyectó la charla en pantalla grande) y que dejó gente en la calle, esperando un lugarcito para entrar... Después, su llegada, el baño de aplausos que la recibió, las preguntas de los chicos, el cariño de todos y de todas y lo que vino más tarde. Tremendas emociones.
Una multitud entreverada a su alrededor. Decenas de pibes y pibas con su librito en la mano, esperando pacientemente su turno para una firma. Y Norita que le dedicaba a cada uno un momento singular, una dedicatoria larga y paciente; y combativa, plena de cariño y memoria. La charla había terminado recién nomás, con las preguntas de los chicos y las chicas, con la propuesta de organizar nuevas actividades a partir de los centros de estudiantes, con la sonrisa, la más plena sonrisa dibujada en la cara de todos y todas las que iban y se despedían de Norita para arrancar la partida. Pero todavía faltaba un plus: la visita a la redacción, la picaña en la parrilla, un par de pizzas para engañar al hambre, un vinito y algunas cervezas, muchos amigos y amigas, compañeros y compañeras de tantos años, escuchando la voz suave de Norita. Suave pero brava, contundente, implacable. ¿De dónde saca tantas fuerzas, después de una jornada de lucha y militancia larguísima? Norita escucha y opina. Nunca se calla. Va de frente, y tiene un modo de comunicarse con los más jóvenes que es toda una revelación. Sabe ser el centro de la reunión, pero al mismo tiempo disfruta de todo lo que sucede a su alrededor. Le tiran fechas, invitaciones, actividades, y Norita las registra con su agenda mágica, oculta en su memoria, y se suma a las que puede y a las que no se pisan con otras actividades previamente acordadas.
Llega la hora de la despedida y alguien propone la foto colectiva. Todos y todas con Norita. La bandera de Sudestada adelante. Y la voz suave, pero firme de Norita, irrumpe otra vez para decir, para decirnos con el puño firme y levantado: "¡Venceremos!".


FOTOS DE KARINA DÍAZ

Comentarios

Sudestada
Autor

Sudestada

El colectivo de Revista Sudestada esta integrado por Ignacio Portela, Hugo Montero, Walter Marini, Leandro Albani, Martín Latorraca, Pablo Fernández y Repo Bandini.