Otro periodismo

Buscar

Nota de tapa

John Lennon contra el Imperio

Militante por el pacifismo, crítico del rol belicista de Estados Unidos en Vietnam, solidario con la lucha de los negros y las mujeres por sus derechos civiles y de género, colaborador del IRA contra el dominio británico, John Lennon transformó su rebeldía juvenil en una actitud de compromiso político constante a lo largo de su vida. Por esa razón, fue espiado y perseguido por la CIA y el FBI y hasta estuvo a punto de ser deportado. Una crónica que sigue el rastro del músico más influyente del siglo pasado, autor de canciones que se hicieron himnos políticos y activista de un mensaje revolucionario y humanista que resuena hasta nuestros días.

"Creo que John Lennon era todo lo que el gobierno de Estados Unidos odiaba. Si el señor Richard Nixon representaba la muerte, Lennon representaba la vida". El escritor estadounidense Gore Vidal, fallecido en 2012, dejó grabada su sentencia al ser entrevistado para el documental USA versus John Lennon, realizado en 2006 por David Leaf y John Scheinfeld, y estrenado en la Argentina con escasa repercusión, en abril de 2007. Vidal, que en los años sesenta vivió en la capital italiana y tuvo una breve participación en la película Roma, de Federico Fellini, fue también un filoso opositor a esa clonación presidencial representada por los George Bush, padre e hijo, a quienes también identificó con "la muerte", a la vez que definió con su sello la llegada del ex mal actor Ronald Reagan a la Casa Blanca: "Fue el triunfo del arte de embalsamar".

Gore Vidal, como otros intelectuales y activistas políticos de los Estados Unidos en los años sesenta y setenta, se opuso a la política belicista de los sucesivos gobiernos norteamericanos que en esas décadas tuvo su epicentro en la guerra de Vietnam (1959-1975), que también involucró a Laos y Camboya. La invasión norteamericana para evitar la unificación del país bajo el régimen comunista de la República Democrática de Vietnam, dejó un saldo de casi cuatro millones de muertos.

Las bajas del ejército invasor, estimadas en más de cien mil aunque el gobierno trató de minimizar las cifras, incentivaron la rebeldía de millones de jóvenes norteamericanos que se opusieron a la guerra y que tuvieron en John Lennon a un referente importante. El ex Beatle y su mujer, Yoko Ono, pasaron a integrar la selecta lista de principales enemigos de la administración Nixon. En el caso de Lennon, las causas que llevaron al FBI a investigarlo y perseguirlo estuvieron "justificadas", porque desde su llegada a Nueva York se sumó a los grupos más radicalizados, que no hablaban sólo de "amor y paz" sino que planteaban la necesidad de ponerle fin a la guerra y destronar a Nixon, porque eso significaría "el inicio de la revolución".


Guerra, desde la cuna


John Winston Lennon nació el 9 de octubre de 1940 en el Hospital Materno de Liverpool, mientras se desarrollaba la etapa final de la Batalla de Inglaterra, sobre el Canal de la Mancha y las islas británicas, en plena Segunda Guerra Mundial. Entonces, la Alemania de Adolfo Hitler intentaba destruir a la Royal Air Force (RAF), para invadir y someter a la Gran Bretaña, como paso previo a la campaña militar en la Unión Soviética. Los padres de John fueron Julia Stanley y Alfred Lennon, un marino mercante que no estuvo el día de su nacimiento –y muy poco el resto de su vida– porque se había alistado como soldado. Su segundo nombre se lo pusieron en homenaje a Winston Churchill, el conservador primer ministro británico que condujo el país durante la guerra.

John vivió hasta los seis años con su madre, sin tener contacto con su padre. En julio de 1946, Julia y Alfred se reencontraron sólo para ponerlo ante la disyuntiva de elegir con quién de los dos quería vivir. Ante la indecisión del niño, su padre se enojó y se fue definitivamente de su lado, aunque reapareció de manera fugaz cuando Lennon ya era un Beatle. "Volvió al saber que yo era rico", dijo John de su padre en un reportaje publicado en Playboy en 1980.

Julia Stanley, su madre, también lo abandonó y lo dejó al cuidado de su hermana Mimi y del marido de ella, George Smith, quienes habían denunciado en varias oportunidades, ante los servicios sociales, la inestable situación del niño. De todas maneras, John tuvo una relación, aunque distante, con su madre, que había formado una nueva pareja. La visitaba con cierta frecuencia y ella fue la que le regaló su primera guitarra. Julia falleció el 15 de julio de 1958, cuando salía de la casa de su hermana Mimi, atropellada por un automóvil conducido por un oficial de policía que estaba alcoholizado.

Los especialistas sostienen que la canción "Julia", publicada en 1968 por Los Beatles, en el Álbum Blanco, está dedicada en partes iguales a su madre y a Yoko Ono. La autoría es de John, aunque la firma junto con Paul McCartney, como en toda la producción mientras estuvieron en el grupo. El hecho particular es que la interpretación es personal, en solitario, de John, quien canta y se acompaña con una guitarra acústica. Ya como solista, compuso "Mother" y "Remember", en las que hace clara referencia a su dolorosa experiencia como hijo.

Lennon fue un joven díscolo que tuvo problemas en todos los colegios a los que asistió. En Nueva York, muchos años después, explicó en una entrevista que "siendo de clase obrera, era natural la rebeldía. Me enseñaron a odiar y temer a la policía, y al sistema, y me enseñaron a combatirlo"...


(La nota completa en la edición gráfica de Sudestada)

Comentarios

Sudestada
Autor

Sudestada

El colectivo de Revista Sudestada esta integrado por Ignacio Portela, Hugo Montero, Walter Marini, Leandro Albani, Martín Latorraca, Pablo Fernández y Repo Bandini.