Otro periodismo

Buscar

Plástica

Pintores de Chiapas

Chiapas es el último estado al sudeste de México. Cuna de grandes civilizaciones primitivas y revoluciones que jamás acaban, hoy representa un escenario cultural que ofrece un particular encuentro entre varios de los artistas más destacados que respiran en estas latitudes.

Chiapas estalló a los ojos del mundo un 1º de enero de 1994, cuando de las montañas que invade la selva Lacandona bajaron un puñado de indígenas, fusil en mano y con pasamontañas. Pero la historia de este estado mexicano comenzó mucho antes. Siglos atrás, cuando los Mayas ocupaban estos territorios, dueños de una cultura monumental que legaron a sus predecesores dejando claras pruebas de la grandeza de su civilización.

Mucho más tarde, en 1914, el pueblo se alzó en armas al mando de Emiliano Zapata y formaron el ejército popular más importante del continente que llevó la Revolución a todo México, en nombre de la libertad del pueblo y con reivindicaciones que hablaban de la igualdad de condiciones para los campesinos, la propiedad de las tierras...Ocho décadas después, Chiapas se convirtió nuevamente en escenario de levantamientos en defensa de los derechos del pueblo de la mano del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, que hoy reivindica muchas de los reclamos de la Revolución de comienzos del siglo pasado.

Cuna de una actividad literaria sumamente rica, las artes plásticas se constituyen de una pluralidad similar, con más de 200 artistas chiapanecos activos entre pintores, grabadores, escultores, ceramistas, dibujantes, fotógrafos y creadores de instalaciones que hoy en día le hacen honor a sus antepasados.

Enrique Estrada ve en el muralismo un estado de revolución permanente, un espacio "donde el artista crece". Su abuelo recorrió toda América; su padre, maestro de historia, fue un apasionado por la historia mexicana que despertó en su hijo un gran interés por la Revolución Mexicana, los clásicos y los personajes marginales. Su gran motivación por el muralismo nació de la mano de David Alfaro Siqueiros, con quién trabajó en su taller de Cuernavaca: "Siqueiros tenía una clara conciencia de sí", dijo.

En su serie "La Revolución Mexicana" de 1968, Estrada realizó un detallado estudio de la historia de su país, de esa época donde "el muralismo había recibido un gran apoyo del gobierno.

El muralismo surgió al calor de la revolución mexicana, con una poderosa carga ideológica e inevitable tendencia a ligar la expresión mural con un pensamiento revolucionario... Actualmente no es fácil la realización de una obra mural por este vínculo que se dio entre la ideología y la expresión mural. El momento de ascenso de la revolución fue el de los muralistas, que pintaron una exaltación del tiempo que les tocó vivir."

Sus referentes europeos son Tiziano, Velásquez, Rembrandt. A raíz de un viaje a Grecia que lo impactó muchísimo, trabajó durante tres años en su serie de los griegos "Los Clásicos". Actualmente está haciendo retratos de cuerpo entero y de tamaño natural de sus modelos. Cree que Chiapas es una alternativa al futuro y el "ya basta" de lo zapatistas chiapanecos, un entrar en un nuevo tiempo: "Tengo un enorme entusiasmo por lo que esta sucediendo, México estaba demasiado adormecido... pero Chiapas nos indica que estamos vivos y actuando".

(La nota completa en Sudestada Nº 28, edición gráfica)

Comentarios

Autor

Elizabeth Van Perdek